En desincrustante

Para el mantenimiento industrial de los sistemas donde fluye el agua, ya sea la usada en los procesos industriales o el agua residual, es necesario usar un desincrustante para la eliminación y prevención de la aparición de incrustaciones, las cuales son provocadas por las sales y los minerales que tiene el agua de los sistemas de suministro público y de la extraída de los pozos.

Por lo general se trata de productos químicos que eliminan o separan los minerales del agua, que provocan las incrustaciones que se forman en las paredes de las calderas de vapor, las tuberías, los grifos y demás componentes que los sistemas de agua y drenaje en las industrias.

Existe una gran variedad de incrustaciones que pueden aparecer, la mayoría se clasifican como sales y óxidos que se producen en las tuberías, conexiones o salidas del agua. Como mencionamos, se forman por las combinaciones entre los distintos elementos que se encuentran de manera natural en el agua si no es pasada por un proceso de potabilización o tratamiento. Las más comunes son el carbonato de calcio, el sulfato de calcio yeso, el sulfato de bario, el sulfato de estroncio, el carbonato ferroso, el sulfuro ferroso y el hidróxido ferroso.

La formación de estas incrustaciones es evitada en cierto nivel por medio del uso preventivo, y de manera frecuente de inhibidores de incrustación o de equipos de tratamiento magnético del agua. Sin embargo, el uso frecuente de los químicos puede afectar el medio ambiente, de ahí la importancia usar el desincrustante de más alta calidad y formulados químicamente para evitar cualquier daño al ambiente, o los equipos de tratamiento magnético, que son eco-amigables y no utilizan ningún producto para la eliminación de las sales y los minerales incrustantes.

Los productos químicos pueden demorar, reducir o prevenir la formación de las incrustaciones, dependiendo del tipo de incrustación, el dosificador que se utilice y los elementos que componen la red. De igual manera, su efectividad puede variar dependiendo diversos factores; estos productos se adicionan en pequeñas cantidades en el agua y pueden ser químicos o inorgánicos.

Los orgánicos son aplicados en depósitos de superficie y pozos de inyección mediante un suministro continúo usando bombas de inyección. En los pozos productores se utiliza la inyección continua desde la superficie o por forzamiento dentro de la formación. Entre los principales productos para eliminar las incrustaciones se pueden destacar los esteres orgánicos, los fosfanatos y los polímeros.

Los esteres orgánicos se consideran los más efectivos en el control de los depósitos de sulfato de calcio, aunque no se recomienda su uso en depósitos donde la temperatura supere los 100° C. Los fosfonatos son usados para la inhibición de incrustaciones de carbonato de calcio, son más estables a altas temperaturas, por lo que son los más populares en las industrias. Por su parte, los polímeros son productos como los acrílicos y se utilizan principalmente en redes donde el agua circula a altas temperaturas, ya que se pueden usar por encima de los 176° C.

Las principales ventajas de estos productos son la prevención de la nucleación de los incrustantes, que pueden llegar a detener la formación de cristales que bloquean, dañan o afectan las funciones de los dispositivos, herramientas y elementos que conforman una red de distribución agua o de tratamiento de aguas residuales, además evitan el crecimiento de los cristales cuando ya han comenzado a formarse; en esos casos, el inhibidor se adsorbe sobre la superficie de los cristales mientras todavía son muy pequeños y previenen su crecimiento, y previenen que se adhieran de nuevo cristales a depósitos incrustantes ya formados.

Otra función de un producto desincrustante es mantener los iones en solución y evitar que estos se precipiten y formen depósitos. La efectividad de la función controladora depende básicamente del punto de formación de los cristales y se aplique de forma continua, por lo que representan una inversión constante.

Por otra parte, con el uso del tratamiento magnético del agua que es una tecnología eco-amigable y que tiene la misma efectividad que los productos químicos, se puede reducir el impacto medioambiental que dejan los tratamientos químicos de las aguas, ya sea residuales, industriales o domésticas.

Además de ser un producto ecológico, representa un ahorro significativo en los gastos operativos, por los ahorros de productos químicos antiincrustantes, así como en las instalaciones en que los emplean. De igual manera, al utilizar un sistema magnético, no requieren consumir energía eléctrica, ya que el campo magnético es generado por imanes.

Estas características son las que le otorgan los beneficios incomparables de sostenibilidad, y pueden recuperar su inversión en periodos cortos de entre tres meses y un año, dependiendo del equipo que instalen en su industria. Los acondicionadores magnéticos pueden ser empleados para el tratamiento de aguas industriales, agrícolas o domésticos, en cada caso se emplean diferentes tipos que se adaptan al flujo de agua y la calidad de agua que se requieran para los procesos determinados. También se toman en cuenta el diámetro de la tubería y los resultados de un previo análisis fisicoquímico del agua que se quiere tratar.

Su uso permite el ahorro de productos químicos como un desincrustante, gastos de mantenimiento en los sistemas industriales y el ahorro de agua en los sistemas donde son utilizados, puesto que mejoran la calidad del agua desde el inicio de la red de distribución o del sistema de aguas residuales.

En Movagro contamos con una amplia variedad de equipos acondicionadores magnéticos, diseñados a partir de patente propia, respaldada por un equipo de investigadores científicos con más de 25 años de investigación en el tratamiento magnético del agua, lo que certifica la efectividad de los equipos que se construyen y se distribuyen para aplicaciones industriales, domésticas y agrícolas.

Para más información sobre nuestros equipos de tratamiento magnético de agua y su función como desincrustante, pueden comunicarse con nosotros vía telefónica o enviándonos un correo electrónico. También pueden solicitar una cotización a través del formulario de nuestro sitio web, proporcionando la información solicitada de su red de distribución de agua. Con gusto uno de nuestros asesores se comunicará con ustedes para brindarles la mejor solución que cumpla con las necesidades de su industria.

Publicaciones recientes

Dejar un Comentario

desincrustante