En suavizador, suavizador de agua

Un suavizador se utiliza para reducir la dureza de agua, esta es dura cuando los niveles de calcio y magnesio son muy altos como resultado de un ciclo natural del agua. Estos minerales son muy comunes en los diferentes estratos por los que pasa el agua y no son perjudiciales cuando se consumen a través del agua potable, sin embargo en las industrias, hogares y otras actividades donde se utilizan altas cantidades de agua pueden causar problemas en los sistemas de suministro.

El agua que contiene altos niveles de calcio y magnesio puede formar depósitos de minerales, mejor conocidas como incrustaciones, que terminan por obstruir las cañerías, tuberías, llaves de paso, entre otros elementos de la industria por donde pasa el agua, lo que puede afectar a la producción y dañar algunos equipos y maquinaria.

El agua dura también reduce la capacidad de espuma del jabón y los minerales terminan por formar una capa pegajosa que dificulta enjuagar del todo el jabón y otros productos de limpieza después del lavado, lo que hace que el agua deje marcas y comience a formar un sarro blanquecino.

Para evitar los efectos del agua dura se recomienda utilizar un suavizador de agua dura, el cual no produce agua purificada, pero sí ayuda a remover el calcio y el magnesio del agua, mediante diferentes técnicas. Los suavizadores más comunes son las perlas de resina que actúan en el proceso de intercambio de iones, además la resina se autolimpia periódicamente mediante un proceso de regeneración.

Este tipo de suavizadores se utilizan en un sistema de tanques, uno de agua, uno de salmuera y una válvula de control para realizar todo el proceso. Los modelos de mejor capacidad pueden combinar el tanque de agua y el tanque de salmuera en un solo elemento, reduciendo espacio y dinero.

En el tanque de agua es donde se trata y se suaviza el agua dura al eliminar la mayor cantidad de calcio y magnesio, mientras que en el tanque de salmuera se encuentra una solución con altas concentraciones de sal o alternativamente potasio, pero este último es muy costoso. La válvula de control se utiliza para regular el flujo de entrada y salida en los tanque de agua y de salmuera durante los procesos de regeneración.

El proceso de intercambio de iones se lleva a cabo cuando el agua dura ingresa al tanque de agua y las perlas de resina atraen los minerales del agua dura para removerlos, dando como resultado agua blanda. Durante el intercambio de iones, la válvula de control lleva un registro de la cantidad de agua utilizada y determina cuando necesita ser limpiada.

Para la limpieza de las perlas de resina que se cubren con el calcio y el magnesio que es removido del agua, el ablandador aplica un proceso de regeneración que consta de tres ciclos: retrolavado, recarga y enjuague/reabastecimiento. La regeneración comienza en el ciclo de retrolavado, donde las válvulas invierten la circulación del agua para retirar el exceso de agua y residuos; en el ciclo de recarga, se bombea la solución de salmuera al tanque de minerales, y por último el exceso de calcio y magnesio sale del tanque y pasa por el ciclo de enjuague.

Otro sistema suavizador que cada vez se ha vuelto más popular son los sistemas para el tratamiento magnético con agua dura que permiten suavizarla y purificarla. Esta alternativa es mucho más económica, puesto que reemplaza todo el proceso de ionización, sin la necesidad del uso de las perlas de resina y el uso de sal para regenerarlas, por lo que no requieren de invertir constantemente en estos productos.

En este tratamiento el agua es pasada por un equipo que cuenta con una serie de imanes de bajo mantenimiento y se instala en el sistema de tuberías para suavizar el agua conforme pase a través del equipo. El acondicionamiento magnético provoca cambios físicos y químicos en el agua, lo que disminuye de manera significativa las incrustaciones sin el uso de productos químicos.

Los imanes y materiales de los que se conforma el equipo producen un reordenamiento molecular del agua, como el rompimiento y la disolución de moléculas de calcio y magnesio del agua dura. El tratamiento magnético es recomendado por una gran variedad de instituciones gubernamentales y privadas alrededor del mundo por su gran eficiencia, sin cambiar la composición química del agua, solo interviene en la polarización del agua y las sales disueltas.

Los beneficios del tratamiento magnético del agua son una gran ventaja en las áreas de la agricultura, en las industrias y en los hogares, ya que sólo afecta su tensión superficial, aumenta su solubilidad y estabiliza el PH, otorga una gran variedad de beneficios. Entre los que se puede destacar están:

Para la agricultura los principales beneficios son que disminuye la compactación del suelo y distribuye mejor la humedad; se disuelve la acumulación de sales en el suelo; el agua se mantiene por más tiempo disponible; se aumenta la absorción de agua y nutrientes; aumenta la absorción de los fertilizantes; elimina el sarro de las líneas de distribución y el taponamiento de emisores; mejora la germinación de las semillas; elimina el sellado de la superficie del suelo que provocan las sales; y mejora la fotosíntesis de las plantas.

En las industrias, los principales beneficios son el ahorro de energía en los calentadores y enfriadores al reducir las incrustaciones; se elimina el uso de productos químicos para suavizar el agua; la limpieza de los equipos que utilizan el agua suavizada es más rápida; hay una reducción en los costos de mantenimiento de las maquinarias, los filtros de agua y las tuberías; y se reducen las apariciones de incrustaciones en tuberías y las maquinarias que tienen contacto con el agua.

Y en las residencias se destacan beneficios como la eliminación de las acumulaciones de sarro en los electrodomésticos, como las lavadoras, calentadores de agua y lavaplatos; se evita que los sensores de calor de los equipos sean cubiertos por el sarro para ahorrar en el consumo de energía y combustible; no es necesario usar desincrustante para la limpieza de tuberías, regaderas, reguladores de presión y filtros de sarro, se elimina el mal olor y sabor del agua, y hay un significativo ahorro de agua y productos de limpieza.

Para obtener estos beneficios les recomendamos que utilicen uno de los mejores acondicionadores magnéticos como suavizador de agua dura: Less Salt de Movagro, que al interactuar con el agua evitan la formación de las incrustaciones de calcio y magnesio. Para conocer más del funcionamiento de los magnetizadores de agua, pueden comunicarse con nosotros vía telefónica o por correo electrónico, donde con gusto los atenderemos y resolveremos todas sus dudas.

Publicaciones recientes

Dejar un Comentario

suavizador de agua