En suelos salinos

Un problema muy grave en la agricultura son los suelos salinos, situación que es provocada por uno de los elementos más importantes para el cultivo: el agua. La mayoría del agua que se utiliza en este sector mercantil no suele pasar por ningún tratamiento, por lo que puede contener altas concentraciones de minerales que producen ese efecto, lo que hace que los productos agrícolas absorban estos minerales y se disminuya la calidad del suelo.

La salinidad del agua no hace referencia directamente al agua salada de los mares, sino a la cantidad de sales de calcio y magnesio que se encuentra en ésta. El agua suele contener una gran variedad de sales disueltas y la mayoría no son aprovechadas por las plantas, al contrario, puede afectar su calidad.

Además, el agua juega un papel de suma importancia en la acumulación de sales en el sustrato, especialmente en las raíces, lo que puede bloquear la entrada del agua debido a la acumulación de las sales tras largos periodos de utilizar agua dura que no ha pasado por ningún tratamiento, y que en los tiempos de sequía puede provocar que las sales se solidifiquen.

Para determinar qué tan buena es el agua que se utiliza para el riego de las plantas, se tienen que tomar en cuanta los diferentes tipos de agua y los elementos que la compongan. El agua, entre mayor cantidad de sales y minerales contenga, puede llegar a ser incluso tóxica para los cultivos, afectando de manera negativa al desarrollo de las plantas; los elementos más comunes que producen toxicidad en pequeñas y moderadas dosis son el cloro, el sodio y el boro.

El sodio, además de ser tóxico para las plantas, si llega a superar en tres veces al calcio provoca que la estructura del suelo se altere y pierda las características del suelo para cultivo, al producir cambios en el pH del sustrato o bloqueos importantes en la absorción de los nutrientes, por lo que se debe evitar utilizar agua que supere los niveles establecidos.

Entre los tipos de agua comunes para el riego se encuentran el agua dura y el agua blanda; el agua dura suele ser la que se encuentra en los pozos subterráneos de manera natural y contiene altas cantidades de carbonatos, magnesio y calcio, que combinados con productos comunes en los cultivos pueden formar algunos tipos de sales que afectan los cultivos.

En cuanto al calcio y al magnesio se suelen combinar con algunos fertilizantes que ya cuentan con las cantidades necesarias de estos minerales para las plantas, que si bien son nutrientes básicos para el desarrollo de los cultivos, si se encuentran en exceso pueden presentar un problema muy serio al formar sales que son muy difíciles de asimilar por las plantas.

Además el agua dura tiene grandes consecuencias sobre el suelo, pues suele ocurrir que poco a poco el sustrato acabe con altas concentraciones de sodio y bajas cantidades de calcio y magnesio, lo que incrementando la posibilidad de sufrir toxicidad por sodio, dañando los cultivos seriamente y provocar suelos salinos.

En cuanto a los carbonatos que contiene el agua dura tienen un efecto contrario, lo que hacen es arrastrar las sales de calcio y magnesio, lo que hace que la tierra se quede sin nutrientes, por ende, los cultivos no crecerán lo necesario para cubrir con las necesidades de las industrias agrícolas. Además, los carbonatos aumentan la alcalinidad del agua, por lo que deben tomarse otras medadas para la corrección del pH para la neutralización de los bicarbonatos y evitar los problemas con el sodio.

La mejor forma de evitar cualquiera de estos problemas es utilizar un suavizador de agua dura para crear agua blanda, la cual no tiene estos efectos. El agua blanda tiene cantidades mínimas de sales disueltas, por lo que no tiene efectos negativos en los cultivos. Se debe diferenciar entre el agua blanda y el agua purificada o destilada, la segunda no contiene ningún tipo de partícula que no sea HO2, la cual requiere un proceso más complejo y se utiliza sólo para el agua en laboratorios, para consumo humano o en algunas industrias.

El agua blanda no suele contener altas concentraciones de bicarbonatos, por lo que el pH será mucho más bajo de lo normal y quizá tengan que subir el pH si su fertilizante no lo corrige. Tampoco contiene altas concentraciones de calcio y magnesio, por lo que si se usa este tipo de agua se aconseja añadir algún suplemento con base en calcio y magnesio para dejar los niveles aceptables para cada planta.

La mejor forma de convertir el agua dura en agua blanda es con el uso de un sistema de tratamiento magnético de agua, el cual no requiere del uso de ningún producto químico que altere el agua que se utilizara para los cultivos. Además son de bajo mantenimiento y se instala directamente en el sistema de tuberías y/o riego que utilicen para el riego de los campos agrícolas.

Con el uso del agua blanda se reduce de manera significativa el suelo salino, para poder obtener mejores cultivos en la industria agrícola y mejorar la calidad de las plantas. Además de otros beneficios: como la reducción de costos, el evitar usar productos químicos, tampoco es necesario realizar análisis posteriores del agua y la calidad del agua no se ve alterada negativamente en ningún momento.

El tratamiento del agua con equipos magnéticos no sólo impide la generación de nuevas sales, también elimina las incrustaciones de los sistemas de distribución del agua, como las tuberías, grifos y el resto del sistema de riego. Para la adquisición e instalación de los mejores sistemas de magnetización de agua, acudan con Movagro, donde nos especializamos en la fabricación de tecnologías ecológicas sustentables para mejorar la calidad del agua.

Nuestros productos se diseñan, fabrican y comercializan, cumpliendo las normas de calidad, lo que garantiza una efectividad superior al 98 por ciento en la obtención de los resultados para evitar suelos salinos. Los acondicionadores magnéticos Less Salt se diseñan de acuerdo con las características del agua y el entorno del proceso de manera personalizada e integral. Para conocer más sobre estos artículos los invitamos a comunicarse con nosotros vía telefónica, donde con gusto los atenderemos.

Publicaciones recientes

Dejar un Comentario

suelos salinos