(644) 416-9954 & (644) 127-0599
  • Churubusco 159 Pte. Cd. Obregón, SON.
  • asesor@movagro.com

(644) 416-9954

(644) 127-0599

Churubusco 159 Pte. Cd. Obregón, SON.

asesor@movagro.com

Suelos salinos

La salinidad que se encuentra en el suelo es uno de los problemas agrícolas más graves; la causa de esto es la acumulación de sales en las “capilaridades del suelo”, que conducen a una disminución importante de la fertilidad de las plantas. La concentración de sal que “permanece” en la capilaridad de las plantas con una insuficiencia de sustancias nutritivas es lo que causa la muerte de las mismas.

Los sistemas magnéticos desarrollados por MOVAGRO hacen posible el uso de agua no apta para el riego de suelos salinos,  con un contenido de sal (de 2000 ppm y de hasta 7000 ppm) de manera eficiente para el riego de sus cultivos.

Obviamente cuando se riega con agua salada se aumenta el nivel de salinidad en el suelo, lo que puede interferir en la absorción de nutrientes para las plantas. Por esa razón se le da un tratamiento magnético al agua, para cambiar las características físico-químicas de la misma y provocar a una mayor filtración y disolución del agua.

suelos salinos

 

El tratamiento magnético de líquidos y suspensiones acuosas es el método físico más utilizado en la actualidad para evitar la formación de costras de calcio y magnesio en las superficies intercambiadoras de los procesos domésticos, agrícolas e industriales, debido a la amplia ventaja demostrada sobre el resto de los métodos físicos, como son el eléctrico, electrónico, las radiofrecuencias y el empleo de cargas electrostáticas, entre otros tantos. Pero el uso de acondicionadores magnéticos no ha quedado solo para los sistemas industriales, pues el hecho de que el TMA aumenta la solubilidad de las sales en el agua ha llevado a científicos e investigadores a buscar otras aplicaciones donde exista factibilidad de uso de esta tecnología, entre ellas se encuentran el uso del agua tratada magnéticamente para el riego de suelos salinos.

Todavía es difícil explicar qué sucede con el agua que fluye a través de un campo magnético. Los físicos teóricos parecen estar seguros de que en este caso al agua no le ocurre ni le puede ocurrir nada, apoyando su convencimiento en cálculos completamente ciertos, de los cuales se desprende que después de cesar la acción del campo magnético el agua, aún en el caso que sufriera alguna modificación, debería volver instantáneamente a su estado anterior y seguir siendo la misma que era al principio. No obstante, el experimento muestra que ella varía y se hace diferente.

En los últimos años la aplicación de los campos magnéticos ha tomado una gran relevancia por su acción positiva, ya que se ha demostrado que inducen perturbaciones en el ambiente circundante de las plantas, causando cambios morfológicos y fisiológicos en muchas especies vegetales de gran interés agronómico. En la agricultura han sido evidentes los efectos del agua de riego tratada magnéticamente, y en varios cultivos hortícolas ha sido aplicada para acelerar la germinación y el crecimiento de las plantas.

MOVAGRO ofrece los equipos acondionadores magnéticos Less Salt para ser utilizados en los sistemas agropecuarios, pero muy especialmente en suelos salinos, ya que las aguas que riegan estos suelos por lo general son aguas con altos contenidos de sales, y es por ello que estas sales se acumulan en el suelo. Sin embargo al tratar con campos magnéticos esas aguas, las sales que van disueltas en su interior cambian su forma y tamaño, y eso hace que aumente su solubilidad en el agua y con ello penetre mejor al terreno, llevándose consigo las sales que están en el suelo, y provocan un efecto similar al que se produce cuando se hace un lavado del suelo.

Los acondicionadores magnéticos Less Salt se construyen en dos modelos fundamentales, unos de acero inoxidable y otros de PVC; ambos modelos son diseñados y construidos para tuberías desde ¾ de pulgadas hasta 20 pulgadas. Todos los equipos están respaldados con certificaciones de universidades y organismos de referencia internacional.

Los acondicionadores magnéticos para estos suelos salinos se construyen con una mayor capacidad de campo magnético, por lo que se emplean imanes muy potentes y de mayor capacidad para lograr un mayor tiempo de permanencia del agua dentro del campo magnético, para garantizar que todas las sales que van disueltas en el agua reciban el tratamiento magnético.

Es por ello que para diseñar estos equipos requerimos del cliente, nos entregue los resultados de un análsis físico-químico del agua que se quiere tratar; con este análsis y los valores de diámetro de la tubería y el caudal o gasto de agua que se emplea, los técnicos de MOVAGRO calculan cuál es la inducción magnética que debe tener el acondicionador en su interior, y a partir de ese valor de inducción se determinan las cantidades de imanes que se deben colocar y la posición de los mismos dentro del acondicionador magnético.

A la vez se determina qué tipo de imán se va a utilizar y se diseña el circuito magnético que se requiere, basándose en programas de computación propios de MOVAGRO SA de CV, diseñados por los especialistas específicamente para este fin, a partir de la experiencia práctica y la investigación en la temática, desarrollada por ellos durante mas de 25 años.

 

Less Salt, nuestra marca registrada de MOVAGRO, para reconocer los acondicionadores magnéticos, cuenta con distribuidores en mas de 15 estados de la República Mexicana, así como en EUA, España, Colombia, Chile, y Republica Dominicana, todos en plena dispocisión de entregarle toda la información que el cliente requiera para poder acceder a cualquiera de nuestros productos disponibles, ya sea para suelos salinos o para otros tipos de suelos, así como los equipos industriales y domésticos que tambien comercializa nuestra empresa.

Invitamos a todos nuestros clientes a comprobar la efectividad de nuestros equipos y a aprovechar todos los beneficios que estas tecnologías ecológicas nos brindan para un mejor aprovechamiento de los recursos, y un ahorro económico apreciable. Además de propiciar una relación muy amigable con el medio ambiente al disminuir y/o evitar el uso de productos químicos que a la larga son vertidos a rios, lagos o lagunas, afectando el medio en el que nos movemos.